martes, 30 de octubre de 2007

No permitirás



The angelfire- Max Ernst.


Para escuchar el poema recitado pulsa aquí:  Retablo de duelos/ No permitirás



NO PERMITIRÁS


                                                                                  El poema dentro del poema.




No permitirás que comulgue tu corazón

con la página no escrita de la ternura rumorosa

para hacer




                                                                                            caer
                                                                                                   al vacío



el sentimiento que alimenta pasiones,

para entregarlo al ascetismo monástico


                                                                                          que ofrezca algún sosiego.




Desde esta hora insondable:
quedan abolidos el deseo de Verdad y la fanática Melancolía,

para sumergirnos en la palabra que deje de ser símbolo

                                                                                           

                                                                                           y se convierta en


llave maestra
del desaforado


                                                                                           horizonte de
                                                                                           mis noches y mis días.

3 comentarios:

claudia dijo...

en este día de melancolía, este poema se instaló dentro de un huequito dentro mio
es muy hermoso

hola lucía, tenía ganas de leer algo de retablo, el otro día estuve viendo tu biografía y me quedó pendiente
viste que a veces parece que uno encuentra lo que necesita como por casualidad?
hoy pasó asi
normalmente, parece que no encuentro nada, jaja
ya va a pasar
un beso enorme

Luciano Doti dijo...

Las palabras nos permiten desaforarnos; sacar afuera lo que llevamos dentro. Hay un cuento de Poe en el que las estrellas se crean con palabras.

Lu Folino dijo...

No había visto estos comentarios. No sé por qué no me llegaron o fueron a la canastilla de spam.

Gracias a claudia y a Luciano Doti.