domingo, 6 de marzo de 2016

Poemas recitados de RETABLO DE DUELOS en Soundcload





A partir de hoy iré tratando de complementar los poemas con el link de recitados en soundcload.


Ya están en línea: Heraldos, Nervio, ¡Qué tristeza, qué tristura!



Gracias a las miles de personas que pasaron por este blog que reproduce el libro que da título al blog, publicado en el año 2004.


Hace falta una aclaración:  las grabaciones son caseras, no están hechas en estudio ni fueron editadas ni postproducidas, tampoco hago difusión promocional o publicitaria de los poemas.
Es un trabajo meramente artesanal que comparto al igual que algunas ilustraciones muy básicas propias o libres que encuentro por la red,



miércoles, 31 de octubre de 2007













...hasta la muerte,


























                                                                                                                  que es hoy.
























-

martes, 30 de octubre de 2007

FLUJO Y REFLUJO


FLUJO Y REFLUJO



A Hugo Mujica





Pleamar y bajamar.

Realidad y ficción.

Caos y Nada.





entre las olas.






Una cuerda enloquecida.

Dos órdenes.

Conjunciones tribales.

Sustantivos de Dios




sobre la espuma.

No permitirás



The angelfire- Max Ernst.


Para escuchar el poema recitado pulsa aquí:  Retablo de duelos/ No permitirás



NO PERMITIRÁS


                                                                                  El poema dentro del poema.




No permitirás que comulgue tu corazón

con la página no escrita de la ternura rumorosa

para hacer




                                                                                            caer
                                                                                                   al vacío



el sentimiento que alimenta pasiones,

para entregarlo al ascetismo monástico


                                                                                          que ofrezca algún sosiego.




Desde esta hora insondable:
quedan abolidos el deseo de Verdad y la fanática Melancolía,

para sumergirnos en la palabra que deje de ser símbolo

                                                                                           

                                                                                           y se convierta en


llave maestra
del desaforado


                                                                                           horizonte de
                                                                                           mis noches y mis días.

UNIDAD

UNIDAD




Ser uno en Dios,


y uno contigo


Milagro de la Unidad

que mi lengua lame.



(El monarca que no será apartado por su clan

es aquél que no lo abandona

a la irresponsable suerte

de un abrazo vacío).