martes, 18 de septiembre de 2007

PRO-LOGO

Arrojados






Ser y Tiempo.
Martín H.





La Muerte, vaciedad onírica,
fenómeno de la Vida.

Cada parte ama al entero.
Ninguna es sustancia plena.
La alteridad, en ciernes.
Lo vital siempre es pasado.
La Naturaleza,
palabra frontera que se expande;
Razón divina, recta, natural.

Generación de los que nacen del mar.
Viaje imposible por la cresta mitológica
del ayer, del olvido.

Después, mañana: elección caprichosa.

Antes,
instante.

Metafísica del descubrimiento.
Sòlo la verdad excogitada
hará posible
algo así como una presunción.

Silencio irreal.

En el durante
nos sentimos extraditados
ambulamos por la angustia
sin tener legítima morada.

Suspendidos en el grito,
la inhóspita y lacerante
tempestad de nuestro existir
acrecienta la caída.
La pregunta inevitable:

¿De dónde brota la deletérea muerte?

¿Cuál es el horizonte que nos arrastra al otro lado del objeto?



Orígenes.
Tiempo.
Apocalipsis.
Miedo a No Ser.

No hay comentarios: